Cuando queramos argumentar los estragos que produce la despoblación, no es conveniente abusar de datos estadísticos, evoluciones demográficas, pirámides poblacionales, etc.

 
Porque, seguramente, lo que conseguiremos es apabullar al interlocutor, aburriéndolo con tanto número.
Es mucho más gráfico recurrir a una de las innumerables fotografías nocturnas que, desde el espacio, toman los satélites que nos sobrevuelan:

la zona oscura-despoblacion rural
 
Al igual que en un óleo o un dibujo artístico, son los espacios con luces y sombras los que mejor evidencian el desequilibrio territorial existente, sin necesidad de aportar demasiados números para notarlo.
 
Las zonas con más intensidad lumínica, son las que concentran la mayor parte de la actividad económica, financiera e industrial, el 80% de la población total reside en núcleos urbanos, tienen más polución, más problemas de tráfico, viviendas y servicios más caras,….etc.
 
Mientras que la zona oscura, aun representando el 90% del territorio, queda postergada al ostracismo, al abandono, hay poca gente, pocos votos que puedan interesar, una economía de mera subsistencia en la que apenas se puede especular con nada, casi nunca son noticia de primera plana, y es mejor dejar que languidezcan lentamente sustrayéndoles cada vez más servicios, limitando su capacidad de autogestión, incluso, porque no, robándoles su identidad.
 
Asentar a una familia en un pequeño núcleo rural, puede parecer una gota de agua en el mar, pero también contribuye a la pervivencia de ese pueblo evitando que, por ejemplo, se cierre la escuela.
 
Es modesta la aportación, pero no por ello menos importante. Y desde esa modestia, proceder a realizar de forma continuada, campañas de sensibilización en el seno de los territorios afectados: concienciación, difusión y pedagogía, para que sea desde los propios territorios, donde se generen las iniciativas de dinamización social y económica, identificando su potencial y poniéndolo a trabajar.
 
Reivindicación de medidas concretas y efectivas a las instituciones públicas que vayan más allá de una simple declaración de intenciones; son hechos lo que se precisan, no palabras.
 
Y esa es la labor que nos compromete, con algo de perseverancia y colaboración, se irán superando etapas por difícil que parezca.
 

¡Suscríbete al boletín de noticias!

¡Suscríbete al boletín de noticias!

Suscríbete para recibir las últimas noticias sobre el mundo rural, posibles ofertas de trabajo, nuevos eventos contra la despoblación rural ...

Y además podrás registrarte en el FORO desde el email que recibirás!

Te has suscrito con éxito! Comprueba tu buzón de correo para confirmar la suscripción!